Un total de 135 caminantes procedentes de las provincias de Salamanca, Cáceres, Ávila y Madrid se dieron cita el domingo 18 de septiembre en el Museo Judío de David Melul para participar en la marcha senderista La Salamanquesa, organizada por el museo y el Ayuntamiento de Béjar.

El evento, que cumple su IV edición, es un recorrido de 14 kilómetros con salida y llegada al museo para recorrer los primeros pasos de los judíos expulsados del reino de Castilla en 1492. Este año, junto con la información sobre la conversa Isabel González, La Salamanquesa, condenada por la Inquisición en 1494, los participantes han podido disfrutar de un paseo interpretado por la flora del entorno de Béjar, a través de expertos locales como Francisco Barbero, acompañado por Bárbara Sánchez y Lidia Carril,  voluntarias del programa de formación de Guía por Itinerarios de Baja y Media Montaña del ayuntamiento. Durante la caminata, los guías fueron tomando muestras de árboles, arbustos, flores, plantas y hongos, cuyas propiedades y usos medicinales, muy extendidos en la Edad Media y entre las comunidades judías, fueron explicados a los senderistas. Especies como el sauce blanco, el hypericum perforatum o el diente de león fueron algunos de los especímenes recolectados, además de la planta del te, las urticantes ortigas, los curiosos  y bellos arces de Montpellier o la tóxica estramonio.

El paseo se desarrolló con una muy agradable temperatura y ausencia de lluvia, recorriendo la ruta umbría hasta los Molinos de Pichón, para ascender por la cañada real y la calzada romana hasta el pueblo de La Calzada. Allí, después del avituallamiento, se completaron las explicaciones botánicas y Carmen Rubio, técnico del Museo Judío de Béjar, contó la historia de La Salamanquesa.

Los caminantes llegaron a Béjar a través de la Vía Verde de la Plata entre las 14 y las 14:30 horas, culminando una jornada de cultura, conocimiento y deporte que tendrá continuidad los próximos años.

La organización agradece a Protección Civil de Béjar y a la Policía Local su colaboración en el desarrollo de la marcha, así como a los voluntarios y personal de apoyo.